La Jauría

Investigaciones Socio-Políticas

    Home
    Quienes Somos
    La Presidenta
    Cristina Cancer o Plastica
    Asi gasta el Gobierno
    Hijos extramatrimoniales de los Kirchner
    Las mentiras de la Presidenta
    Extraña Muerte de Kirchner
    La otra Viuda de Nestor
    Dinero Kirchner dopositado en Cuba
    Se viene el Corralito 2
    El Fin del Kirchnerismo
    Se derrumba Cristina
    Así Vendieron Nuestro Territorio
    La Nueva Casa de Cristina
    Que hace Florencia Kirscner
    Hebe de Bonafini
    La Carlotto
    La Estafa de Greenpeace
    La Farsa de Los Desaparecidos
    La Montonera Nilda Garré
    El Corrupto De Vido
    El delincuente Boudou
    El Caos económico que viene
    Horacio Verbitsky
    Fito Paez y los Narcos
    Esta Mafia nos Gobierna
    El fin de La Campora
    Así aprieta el Kirchnerismo
    La Side espía a Ciudadanos
    Viveza criolla de los Kischner
    La Inseguridad ya Aterra
    Noticia Preocupante
    El Negociado del Bingo
    Scioli
    Aníbal Fernández
    Pablo Bruera
    Kraiselburd
    Montoya
    Sergio Schoklender
    Los hijos de Bonafini
    Hugo Moyano y Sra
    Guillermo Moreno
    Negociados de Capitanich
    El Juez Oyarbide
    El engaño del INDEC
    Record de Inflación
    Malestar Ciudadano
    Opinan Diarios Extranjeros
    Carta de Lectores
    Denuncia de un Asesor

Raúl Kraiselburd
Sus negociados con el Poder y la Dictadura

Desde que el diario Hoy decidió entregar sus ediciones gratuitas en La Plata y la Región, el gobierno provincial empezó a destinar cuantiosas sumas de dinero en concepto de pauta oficial, lo cual puso furioso al dueño del matutino El Día, el bruerista, Raúl Kraiselburd, quien comenzó a apretar al Sciolismo para que no fortalezcan al “enemigo”.

La lucha por la pauta que el gobierno provincial utiliza a discreción, pusieron los pelos de punta al director y dueño del matutino centenario de la ciudad, Raúl Kraiselburd, quien ve con malos ojos que el diario Hoy reciba similares montos y por eso comenzó a presionar al gobernador Daniel Scioli y sus funcionarios para que dejen de mandarle pauta a su principal enemigo en la ciudad: El monopolio de la familia Balcedo.

El diario El Día cayó en su número de ejemplares vendidos (reducidos en un 40%) por la distribución gratuita de los 65 mil diarios que entrega el Hoy en La Plata, Berisso, Ensenada, Magdalena y el interior bonaerense; a lo cual ahora debe sumarle una reducción en sus ingresos por la publicidad, ya que comercios, empresas y hasta el gobierno provincial cambiaron de medio a la hora de dar publicidades.

Esto no hizo más que enfurecer a Kraiselburd quien amenazó a más de un funcionario y llamó hasta el hartazgo en los últimos días al gobernador Daniel Scioli, quien sigue reprochándole que haya apoyado “tanto” la campaña de Francisco de Narváez el año pasado, para pedirle que dejen de enviarle fondos al diario que hoy “maneja” las noticias en la ciudad.

De hecho, no son pocos los que aseguran en Casa de Gobierno que Scioli ya le aclaró a Kraiselburd que su “negocio” con la provincia se terminó; y que acto seguido llamó a Balcedo para arreglar con su multimedio y lograr tener a disposición las tapas del matutino, los ejemplares de las revistas (La Tecla y Desafío Económico) y las radios (Red 92, Gol, Cadena Río) de la familia Balcedo, pensando en lo que podría ser su reelección o una potencial candidatura a presidente (o vice) en el 2011.

Sus Negocios con Bruera

El intendente Pablo Bruera tiene un "inventor y un jefe" al cual debe responder, es el dueño del multimedio El Día, Raúl Kraiselburd, quien teje las uniones políticas, acuerda las listas colectoras y le da publicidad a los espacios que menos imagen y representación tienen en la ciudad, con el fin de dividir el voto de la oposición. Publicidad en los medios, pintura y volantes: Cómo se maneja?

Que Pablo Bruera acordó con el 50% de los empresarios y políticos de la ciudad para llegar a ser intendente no es ninguna novedad, y menos novedosa es la unión que existe entre Raúl Kraiselburd y el intendente. Pero lo que llama poderosamente la atención en estas elecciones, es la manera en que el dueño del diario El Día, negocia con los espacios y sus postulantes, marcándoles el camino a seguir.

Así es como varios funcionarios que aspiran a cargos electivos, tuvieron que reunirse en privado con "el Ruso", para arreglar la manera en la que podían presentarse recibiendo el "padrinazgo" del medio periodístico más antiguo de la ciudad y parte de la cartera municipal.

El primero en arribar a la ciudad, fue Francisco de Narváez, quien logró un resultado favorable, basado en dos puntos esenciales: el primero, es que si no se conformaba esta unión del peronismo disidente, el Acuerdo Cívico iba a demoler la figura del intendente Pablo Bruera, quien en la última elección, vio caer sus candidatos a senadores (Iván Maidana y Santiago Martorelli) por la presencia de los referentes de la Coalición Cívica, Luis Malagamba y Javier Mor Roig. Lo segundo que permitió que el denarvaísmo creciera fue el posible desembarco de Bruera en dichas filas una vez que la elección finalice.

Pero claro está, al él lo siguieron los referentes de los demás espacios, tal es el caso de Margarita Stolbizer y su armado en la ciudad, el cual poco pudo conseguir, ya que esta es una ciudad en la cual el voto antiperonista es muy alto. Con lo cual darle plena difusión al Acuerdo Cívico, era "jugar con fuego" para Kraiselburd y la gestión Bruera.

Quienes también conversaron fueron los candidatos de la lista denarvaísta, -ahora- encabezada por Luis Martínez Varela en Diputados y Oscar Vaudagna en el Concejo. La cual consiguió un fuerte respaldo, ya que dividirán el voto de Unión-PRO, el cual se ubica -según las encuestas- sólo 5 puntos debajo del oficialismo. Algo similar ocurrió con el Paufe (Luis Patti), quien logró el apoyo del multimedio, para que se le fuguen votos al espacio de Gonzalo Atanasof, Julio Garro y José Arteaga, entre otros.

También hay que mencionar el rol que están tomando dos espacios, uno de vertiente radical, y otro que se originó en las bases de la Coalición Cívica. Por un lado tenemos al CON. FE, el cual bajo la imagen del vicepresidente Julio Cobos, intentará -gracias al apoyo del oficialismo- dividir el voto del Acuerdo Cívico y Social, llevando a Luis Menucci y Raúl Valiente en Diputados y a Claudio Nuccitelli y Miguel Ruso en el concejo.

Junto a ellos se encuentran los integrantes del Partido VIDA (CC), entre ellos José Nieto y Elsa Gómez, en diputados y Julián Carpinetti como primer concejal, quienes buscarán captar parte de los votos del ACyS.

Finalmente, quien no recibió ningún tipo de apoyo fue Fernando Marín, quien presentó una lista bajo el nombre Frente Renovador (no finaliza en Platense como la de Bruera), y dividió las aguas en UPCN, provocando la furia del amigo de Kraiselburd, el diputado Carlos Quintana, quien hizo despedir a una empleada municipal porque ingresó en el 8° lugar de la nómina de concejales de dicho frente y pidió la intervención en el co seguro de IOMA, porque veía que se le venía la noche.

De esta forma es como los platenses llegaron a una elección, con negociados, engaños, candidatos "inflados", y un oficialismo que busca dividir la oposición para gobernar tranquilo.

El negocio de la Lotería

El juego puede provocar cambios. Así quedó demostrado con los más de 6 millones de dólares que ganó un empleado público de Magdalena, cuya vida no será la misma a partir de ahora. Gracias al azar, logró acertar los seis números del Quini, un juego que es administrado por el Estado a través de la Lotería de Santa Fe.

Los problemas empiezan a aparecer cuando intervienen algunos operadores privados que ganan cientos de millones de dólares, no gracias al azar, sino por la complicidad de los gobiernos de turno. Un claro ejemplo sucede en el Bingo platense, que seguirá siendo controlado durante 15 años por la empresa Codere, en sociedad con la Fundación Florencio Pérez de Raúl Kraiselburd, gracias a un oscuro pacto firmado con el gobierno bonaerense y que incluiría, tal como lo viene informando Hoy, el pago de coimas por 25 millones de dólares, es decir, cuatro veces más que lo ganado por la familia de Magdalena. El Bingo Platense factura oficialmente unos 20 millones de euros al año, y su principal fuente de ingreso son sus 500 máquinas tragamonedas. Pero a eso habría que sumarle las grandes cifras que se mueven por debajo de la mesa, bajo el amparo de las fundaciones (ver aparte).

¿Cual es la razón por la cual se realizó este oscuro acuerdo? Además de los beneficios personales que pedían tener algunos funcionarios involucrados, serviría para mantener la estructura de clientelismo político financiada con la caja negra del juego en la Provincia. Lo llamativo es que el propio gobierno bonaerense, a través del Instituto de Loterías y Casinos, había denunciado en diciembre a Codere por lavado de dinero, falsas contrataciones, defraudaciones, estafas y otras irregularidades detectadas en la liquidación de las máquinas tragamonedas. Acto seguido se emitió una resolución que establecía la no renovación de la licencia en el Bingo platense. En aquel momento se especulaba con el posible ingreso del empresario kirchnerista Cristóbal López al negocio de las tragamonedas en la Provincia. Se ve que los resultados de las elecciones del 28 de junio hicieron modificar los planes.

Los datos son alarmantes en relación a este negociado, además del polémico titular del Instituto de Loterías y Casinos bonaerense, Luís Pelusso (está siendo investigado por la Justicia por manifiestas incompatibilidades en su función), en las negociaciones previas al acuerdo con Codere también habría participado el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, además de Kraiselburd; el fiscal de Estado, Ricardo Szelagowski; y un tal Juan Pablo Peredo, un ex director comercial del Instituto Provincial de Loterías y Casinos durante la gobernación de Felipe Solá y que actualmente es el director de Relaciones Institucionales de Codere Argentina. En 2006, la Red 92, que es la radio más escuchada de La Plata, realizó una minuciosa investigación periodística en la que puso de manifiesto el supuesto pago de coimas millonarias para la renovación automática de licencias. El escándalo generado en aquel entonces hizo que se frustrara la supuesta coima y tuviera que blanquearse la renovación a través de un decreto, pero evitando el debate en la Legislatura. Es probable que ahora se busque seguir el mismo camino y se esquive la discusión parlamentaria.

Además, Peredo aparece mencionado en la denuncia que el propio gobierno bonaerense había realizado a fines del año pasado. En aquel entonces, se había pedido investigar la sociedad Bingo Platense, que el ex funcionario bonaerense integra. El entendimiento entre la Provincia y Codere se habría alcanzado durante un cónclave realizado en el domicilio de Carlos Girald, un conocido personaje Platense que suele ir a las cenas organizadas por la Fundación Florencio Pérez y que también es hombre de relaciones públicas de la empresa española.

Jueza polémica

Eso no es todo, el pago de coimas alcanzaría a la jueza en lo Contencioso Administrativo, Ana Cristina Logar, que estaría recibiendo unos 150 mil dólares por mes hasta tanto siga vigente el recurso de amparo que le concedió a la empresa española. Todavía está vigente la medida cautelar dispuesta por la jueza, sin resolverse la cuestión de fondo, lo que constituye de por sí una situación irregular. Los recursos de amparo y las medidas cautelares son recursos excepcionales a los que se suele acudir cuando existe una violación manifiesta de una garantía, ley o derecho constitucional. Este no parece ser el caso de Codere, y en todo caso habría que preguntarse quién protege los derechos de los ciudadanos bonaerenses que se ven afectados a raíz de los millones de dólares que en lugar de servir para hacer obras o acción social, van a parar a los bolsillos de unos pocos empresarios amigos del poder.

En definitiva, se trata del paraguas legal que permite que Codere pueda seguir explotando el Bingo Platense, dado que la licencia de explotación ya vencido.El argumento utilizado por la jueza no resiste el menor análisis, ya que llamativamente la Provincia, cuando comunicó que no le iba a renovar la licencia a Codere del Bingo platense, se “olvidó” de comunicarle la decisión al fiscal de Estado. Y precisamente Szelagowski no es un actor de reparto en toda esta historia: las fuentes consultadas por Hoy afirman que, en realidad, el amparo para que la empresa pueda seguir operando lo consiguió el propio fiscal de Estado trabajando en equipo con un reconocido abogado platense. Trascendió que, aparentemente, Szelagowski también estaría cobrando por debajo de la mesa unos 150 mil dólares mensuales.

La estrategia que pondrían en práctica desde el gobierno bonaerense sería realizar una resolución, que llevaría la firma del gobernador Daniel Scioli, en la que se sostendría que la renovación de la licencia a Codere es un pedido de la fiscalía de Estado y, de ese modo, el mandatario provincial buscaría no quedar vinculado al escándalo político. El problema para Scioli es que el pacto secreto ya salió a la luz.

El controvertido rol de las fundaciones en el negocio

Actualmente, la concesión del Bingo platense, a través de la empresa Codere, es explotada por la Fundación Florencio Pérez, de Raúl Kraiselburd (director del diario El Día y socio de Codere), la Fundación Estadio Ciudad de La Plata y la cooperadora del hospital Sbarra (ex Casa Cuna).

A excepción de la ex Casa Cuna, las otras dos entidades prácticamente no realizan actividades sociales, requisito indispensable que exige la normativa vigente para recibir los fondos del bingo. Esto hace que instituciones sin fines de lucro de reconocida labor social en la región, como lo son la fundación del padre Cajade, la cooperadora del Hospital de Niños o el Hogar del Niño Esperanza de Ana Mon, estén excluidas del sistema y no reciban un solo centavo de la actividad lúdica.
Además, la Fundación Florencio Pérez es investigada por la Justicia platense por no cumplir con el objetivo social para la cual fue creada: la atención de jóvenes drogadependientes. Existen denuncias en relación a que la entidad se trata de una pantalla para realizar negocios espurios relacionados con el juego. Incluso fue creada semanas antes de que Codere se instalara en La Plata, a principios de los ‘90 ( Codere llegó de la mano de Eduardo Duhalde y de Carlos Menem al país, que siempre mantuvieron estrechos vínculos con Kraiselburd). Ni siquiera tiene sede propia: funciona en el mismo lugar donde está el diario que dirige Kraiselburd, y hasta comparten el mismo teléfono.
Este esquema oscuro fue diseñado en los años ‘90 y se mantuvo prácticamente sin cambios durante las gobernaciones de Duhalde, Carlos Ruckauf y Felipe Solá. Y todo indica que Scioli tendría intenciones de mantenerlo inalterable.
Las fundaciones tienen un rol clave en el esquema del negocio del juego, ya que son las que deberían controlar que ingrese al fisco bonaerense el dinero previsto por la legislación vigente. Existen sospechas de que la Fundación Florencio Pérez nunca cumplió esa función, haciéndole perder a la Provincia varios cientos de millones de pesos: mirar para otro lado es muy redituable.
También resulta muy oscuro que, con los millones de pesos que genera el fútbol, clubes como Estudiantes y Gimnasia, que integran la Fundación del Estadio Único, también sigan recibiendo dinero de los juegos de azar, y dejen así relegadas a otras instituciones que cumplen una importante labor social y se encuentran desamparadas por el Estado.

Con la Dictadura Militar?

La pelea de los grandes diarios de la Argentina por la torta de publicidad estatal (y privada) es apenas un juego de niños, si se lo compara con la guerra que protagonizan los dos diarios de la capital de la provincia de Buenos Aires, principal bastión electoral del país.

La pelea sirve de escenografía al Gobierno de Néstor Kirchner, que apunta a desnudar el costado más vergonzoso de la dictadura: la complicidad de civiles en crímenes atroces y la complacencia -y hasta colaboracionismo- de los grandes medios de comunicación durante el período 1976-1983.

Si se lo quiere ver con ojos desapasionados, la batalla entre estos medios de comunicación sirve para dirimir una fuerte competencia empresario-comercial por un mercado de avisos y lectores, desde el punto de vista particular.

En el terreno político, le permite a la administración kirchnerista mantener a raya a la no siempre dócil prensa criolla. Un buen archivo puede resultar un arma efectiva.

En La Plata, la famosa ciudad de las diagonales, los desayunos con café con leche y matutinos locales se transformaron en un cóctel molotov desde fines de junio.
Todo comenzó cuando, Héctor Timermann, heredero de sangre y de tinta del periodista Jacobo Timermann (1923-1999), publicó en 'Hoy', el cotidiano platense más joven y competidor del tradicional 'El Día', una explosiva carta de lectores.

En la misiva, el actual cónsul en Nueva York -fue designado por Néstor Kirchner- evocaba en severos términos la supuesta complicidad de Raúl Kraiselburd -dueño del rotativo fundado en 1884-, con la última dictadura militar.

Kraiselburd, según relata también la biógrafa de Timermann padre, Graciela Mochkofsky, atacó al creador de 'Primera Plana' y 'La Opinión' durante la 36° Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que se celebró en San Diego, California, Estados Unidos, en octubre de 1980, todavía en pleno apogeo del régimen castrense.

El entonces director de 'El Día' no fue el único editor argentino que chocó contra Timermann, que venía de haber sido encarcelado y torturado por el gobierno de facto. De hecho, José Claudio Escribano -censor de Kirchner y secretario general en retiro efectivo del porteño 'La Nación'-, se sumó a la embestida.

Una acotación: curiosamente, Timermann junior pidió, en primera instancia, que la carta que terminó impresa en Hoy se publicara en el diario de los Mitre, entre otras cosas, porque había sido ese rotativo -en tiempos de la dictadura, claro- en difundir que Kraiselburd iba a escribir un libro en coautoría con el general Ramón Camps, amo y señor de los campos de concentración bonaerenses y verdugo de Jacobo Timermann. Esta obra literaria a cuatro manos nunca llegó a perpetrarse. 'La Nación' tampoco editó el recordatorio de HT.

Otro dato: 'La Nación' es hoy (y no nos referimos al matutino de La Plata) el blanco que eligieron el Presidente Kirchner y su señora esposa, en su momento senadora Cristina Fernández.

Pero volvamos al principio. Las declaraciones del diplomático anti-K (en este caso, "K" de Kraiselburld y no de Kirchner) fueron el puntapié inicial de una andanada del más novel de los matutinos Platenses contra el decano de la prensa provincial.

La titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, reclamó que se investigara la participación del periodista y empresario en aquella etapa negra de la historia.

Hoy, por supuesto, ofició de potente amplificador del planteo de la organización defensora de los derechos humanos, cuyo hijo, Remo Carlotto, es diputado nacional del kirchnerista Frente para la Victoria.

Al día siguiente, la misma señora de Carlotto denunció que, en su momento, El Día se había negado a publicar un recordatorio del asesinato de su hija Laura, víctima de la represión.

Entrevistado por Hoy, el 10 de julio, HT insistió en calificar a Kraiselburld de "apologista" de Videla, Massera, Viola, Camps y sus secuaces.

Casi sin perder tiempo en respirar, Timermann (h) reivindicó una de las frases de Kirchner que más irritaron a los grandes diarios: "Tiene razón el Presidente en reclamarles una autocrítica".

La añeja postal de Kraiselburld y los militares se tornó aún más oscura cuando irrumpió la viuda de un desaparecido que había sido empleado de 'La Gaceta de la tarde', versión vespertina de 'El Día'.

El correlato judicial no tardó en llegar, sobre todo, porque se sustancia por estos días el proceso contra el represor Miguel Osvaldo Etchecolatz, ex número 2 de la Policía bonaerense y adláter de Camps. El fiscal pidió que Timermann hijo sea citado como testigo.

La guerra entre 'Hoy' y 'El Día' (aunque este último haya optado por el bajo perfil) quedó otra vez en segundo plano cuando la Cámara de Diputados bonaerense, a instancias del oficialista FpV, aprobó un inequívoco proyecto destinado a determinar "la participación de empresarios periodísticos en la desaparición de trabajadores".

 

  :  Home  :    :  Quienes Somos  :    :  La Presidenta  :    :  Cristina Cancer o Plastica  :    :  Asi gasta el Gobierno  :  

  :  Hijos extramatrimoniales de los Kirchner  :    :  Las mentiras de la Presidenta  :    :  Extraña Muerte de Kirchner  :    :  La otra Viuda de Nestor  :    :  Dinero Kirchner dopositado en Cuba  :  

  :  Se viene el Corralito 2  :    :  El Fin del Kirchnerismo  :    :  Se derrumba Cristina  :    :  Así Vendieron Nuestro Territorio  :    :  La Nueva Casa de Cristina  :  

  :  Que hace Florencia Kirscner  :    :  Hebe de Bonafini  :    :  La Carlotto  :    :  La Estafa de Greenpeace  :    :  La Farsa de Los Desaparecidos  :  

  :  La Montonera Nilda Garré  :    :  El Corrupto De Vido  :    :  El delincuente Boudou  :    :  El Caos económico que viene  :    :  Horacio Verbitsky  :  

  :  Fito Paez y los Narcos  :    :  Esta Mafia nos Gobierna  :    :  El fin de La Campora  :    :  Así aprieta el Kirchnerismo  :    :  La Side espía a Ciudadanos  :  

  :  Viveza criolla de los Kischner  :    :  La Inseguridad ya Aterra  :    :  Noticia Preocupante  :    :  El Negociado del Bingo  :    :  Scioli  :  

  :  Aníbal Fernández  :    :  Pablo Bruera  :    :  Kraiselburd  :    :  Montoya  :    :  Sergio Schoklender  :  

  :  Los hijos de Bonafini  :    :  Hugo Moyano y Sra  :    :  Guillermo Moreno  :    :  Negociados de Capitanich  :    :  El Juez Oyarbide  :  

  :  El engaño del INDEC  :    :  Record de Inflación  :    :  Malestar Ciudadano  :    :  Opinan Diarios Extranjeros  :    :  Carta de Lectores  :  

  :  Denuncia de un Asesor  :  

WWW.LAJAURIA.SUPERSITIO.NET

672972 Visitas    ::    ®
   ::    Crea tu Web Ahora en Página Web Gratis, Powered By SuperWeb y Hosting    Supermaq.cl
(Los contenidos de esta web son de exclusiva responsabilidad del creador y no de paginawebgratis.cl)